Archives

  • 2018-07
  • 2018-10
  • 2018-11
  • La innovaci n como un fen meno social y

    2018-11-15

    La innovación como un fenómeno social y económico se ha reconocido como un campo de estudio necesario y valioso, que requiere –a pesar de sus avances– de programas de investigación sistemática y confiables sobre dos aspectos: la innovación en sí misma, cómo impulsarla, mejorarla, desarrollarla; y los efectos de la innovación y cómo explotarlos al máximo (Fagerberg, Martin y Andersen, 2013). En este marco, Santiago (2014: 3) plantea que la innovación en entornos de informalidad puede contribuir baicalein procesos de desarrollo que son más inclusivos y sostenibles, a través de trayectorias donde la diversidad de participantes crea oportunidades, comparte beneficios y participa en la toma de decisiones. Por su parte, Pérez (2013) señala que el cambio de paradigma en la teoría tecno-económica impacta directamente la innovación para y por los pobres y débiles. En ese sentido el propósito de la innovación se centra en la creación de oportunidades para este segmento de la población y el mejoramiento de la calidad de vida.
    2. Los estudios sobre innovación para el desarrollo inclusivo A finales de la década de los noventa surge el interés por replantear la problemática asociada a la inclusión de sectores sociales desfavorecidos y el estudio de la innovación para generar satisfactores para sus necesidades. El “Conocimiento para el Desarrollo Inclusivo” fue uno de los ejes temáticos centrales en la segunda Conferencia Internacional en Innovación y Política Tecnológica, que se realizó en Lisboa, Portugal en 1998. En esta conferencia algunas de las interrogantes centrales fueron ¿Por qué unos países se desarrollan más que otros?, y ¿Cómo establecer las condiciones para impulsar el proceso de compartir conocimiento entre países de diferente nivel de desarrollo? Las reflexiones concluyeron que la producción de conocimiento incrementa la riqueza pero no necesariamente mejora la distribución de la misma (Conceição et al., 2001). En el 2011 el International Development Research Centre (idrc) lanza su Programa de Investigación en Innovación Inclusiva para el Desarrollo. Esta propuesta impulsa el análisis de las inequidades entre los países y regiones y cuestiona los efectos redistributivos de la innovación. Señalan que la prosperidad y la riqueza asociada a phagocytes la innovación no es inmediata ni automática. La pregunta central es si la innovación puede efectivamente contribuir a procesos de desarrollo inclusivos. Se proponen, de esta manera, establecer un puente entre los estudios de la innovación y los estudios sobre el desarrollo, enfocándose principalmente baicalein en los efectos de la innovación y cómo orientarla hacia los segmentos de la población más desfavorecidos a nivel mundial (Santiago, 2014).
    3. Propuestas para el análisis de la innovación para el desarrollo inclusivo Las propuestas identificadas para conceptualizar la innovación orientada a la producción de beneficios sociales, si bien incluye diferencias importantes, también tiene preocupaciones analíticas comunes. Se rescatan principalmente dos por el impacto potencial que tienen en generar condiciones de inclusión, y dinámicas de evolución local-regional: el aprendizaje asociado a la construcción de capital social y la participación de actores diversos, tales como beneficiarios y organizaciones intermediarias, usualmente no considerados en los esquemas tradicionales de la innovación en el ámbito empresarial. Adicionalmente se suma al modelo planteado por Alzugaray, Mederos y Sutz (2012), la diversificación de vías para la innovación a partir de la inclusión de otros actores y dinámicas para producirla.
    Conclusiones
    Introducción En el segundo apartado, se incorporan los elementos teóricos del Neoinstitucionalismo en tres de sus vertientes más importantes: histórico, sociológico y de elección racional; haciendo énfasis en el concepto de institución en cada una de ellas; y en especial en el análisis de la acción gubernamental. Sin embargo, se prioriza el Neoinstitucionalismo Económico (ne), como la corriente que mejor compagina con los supuestos de la elección pública. El ne define a las instituciones como el mecanismo que restringe y limita el comportamiento racional del gobierno, en la búsqueda de la eficiencia económica.